Yhe Moody Blues, Pink Floy y Rolling Stones, son tres leyendas para un buen comienzo. No sé hasta dónde llegará la lista de mis canciones eternas. En todo caso, creo que no son mías, que son de todos y que pocos habrá que las discutan. Todas serán canciones en inglés. Pronto, otra lista, en español.

En esta línea de canciones incombustibles, grabadas a fuego lento en el corazón, no podían faltar estas tres joyas de los Beatles, Creedence y Iron Batterfly.

Supertramp, Billy Joel y Cat Stevens; un grupo legendario y dos estrellas deslumbrantes con tres canciones inolvidables. Un lujo para el alma.

Un dúo que no ha vuelto a repetirse en la histpria de la música; un tipo que convertía en oro todo lo que tocaba y una voz de terciopelo que acariciaba y sigue acariciando el alma. O lo que es lo mismo, Simon y Garfunkel, Cat Stevens y Leonard Cohen.  Sin ellos, todo hubiera sido diferente.

Dos solistas, uno con una carrera descomunal, uno de los grandes de la hostorio, Elton John; otro, de menos recorrido, pero esta canción es fenomenal. Por último, un grupo que siempre ha andado por ahí peleando con las grandes leyendas. Esta canción es una muestra del talento de sus componentes.

El único grupo español que introdujo una canción en inglés en el circuito internacional. Mike Kennedy y un productor hábil fueron los responsables. Un clásico de los orígenes como Only You y un genio d elos primero tiempos del Rock and Roll, Litle Richard. Tres lujaos, que hay que conservar.

El icono mágico del Rock and Roll, Elvis Presley, aunque no fue el creador del género; un clásico de The Animals, la mil veces versionada «La casa del Sol naciente» y un Eric Clapton pletórico,  en este tema lleno de fuerza y contundencia, Layla.

Un lujo de Roy Orbison, que alcanzó todo su esplendor con la película de su mismo nombre. Un cásico de Louis Amstrong; una maravilla de canción y de interpretación, llena de clase y ternura. Y uno de los grandes clásicos de todos los tiempos: Only you.

Todas las canciones que aquí aparecen son clásicos. Por eso, no vale etiquetarlas así una a una.Sí es válido decir que las que aquí se reseñan son tres obras  maestras indiscutibles.

Uno de los grandes crooner o cantantes melódicos norteamireicanos, Paul Anka; un mito del pop británico, Jonh Lennon y un grupo inglés precursor del rock progresivo, Procuol Harum. Canciones inolvidables, al margen de gustos, tendencias y modas.

Música menor en formato decente en este éxito incontestable de The beach boys; tal vez la canción más popular de la historia y la más versionada: Imagine; un clásico de Eagles, que no podía faltar en esta lista de mis 100 canciones preferidas en inglés.

Más temas clásicos por los que no pasan ni los años, ni las épocas, ni las modas. Hoy que tenemos toda la música a nuestro alcance, hay que disfrutar de estas cosas exquisitas. Hay tanta basura por ahí contaminándolo todo, que hay que buscar con tiento para encontrar bellezas como éstas.

Chuck Berry es un animal escñénico extraodinario, un pionero del Rock, un genmio. Roberta Flack puede pasar a la historia a cambio de esta maravillosa canción y  Bee Bee KIng es un mito que no puede faltar en esta exhaustiva y personal lista de los mejores.

Bob Marley, un genio al que no le dio tiempo a desplegar todas sus potencialidades; Bob Dylan, un …genio, que ha llegado, incluso, a alcanzar el Premio NObel de literatura y

La cantante de Venus, de una sensualidad exuberante, ya lamentablemente desaparecida;  Chuck Berry, recientemente desaparecido y pionero singular del rock and roll y Steve Wonder, ese mago forjador de éxitos eternos.

Petula Clark, con su gran personalidad y con un gran tema. Madonna, una clásica con un clásico y Elvis, con el rock de la cárcel, a golpe de caderas.

Dos músicos británicos, apellido que suele llevar casi de forma incondicional un marchamo seguro de calidad. Y un grupo mítico, de esos que marcaron a dos tres generaciones para siempre.