Fue el 25 de agosto de 2018. En “El Huertecillo”, de Arriate, un lugar paradisíaco, de naturaleza exuberante y magníficamente diseñado y organizado.

Más que abundantes y buenas viandas. Buena compañía y dos novios enamorados.

No tengo apenas fotos, porque yo estaba ocupado con mi guitarra, mis canciones y mis poemas.

Un placer fue compartir con mi amiga Lola, sus hijos y amigos, una noche extraordinaria.