Píldoras: provocaciones,
que reflejan la tensión,
donde nada el corazón
con sus mil contradicciones.

Aunque puedan parecer
sal de una mente perdida
son mi manera de ver
los latidos de la vida.

Píldoras: provocaciones,
que reflejan la tensión,
donde nada la razón
con sus mil contradicciones.

292
Nuestro territorio consciente, nuestra conciencia, es el ámbito en el que se desarrolla el diálogo entre el ángel y la bestia que llevamos dentro.
291
Cada vez más, para muchas personas, su ser es su apariencia.
290
Las cosas no valen nada, no son nada, sin el valor que les otorga la mirada de los seres humanos.
289
Los besos más amargos son los que no se dan.
288
Si Dios existe, o es demasiado soberbio o excesivamente humilde.
287
En España, el catolicismo nunca ha sido tranquilo, reconfortante, sino militante y belicoso.
286
La vida, que crea la ciencia, la ética, la fe religiosa y la norma jurídica, termina sucumbiendo, inclinándose ante su propia obra y poniéndose a su servicio.
285
Los seres humanos tenemos que reinventarnos continuamente cada día, sin renunciar, sin embargo a la memoria.
284
Me encanta que una mujer con curvas como Scarlette Johanson sea la referencia erótica del momento. A ver si así empezamos a acabar con la triste escualidez.
283
El uso de la inteligencia impide el pensamiento mágico.
282
El ser humano es un ser no terminado y abierto que sólo muestra su verdad en la lucha por conseguirla.
281
Los hombres crean a Dios a su imagen inversa; luego, Dios los crea a su imagen y semejanza.
280
El silencio de Dios permite la palabrería y la charlatanería de sus ministros.
279
El último de los dioses desaparecerá con el último de los hombres.
278
Lo único que puede sustituir al encanto personal es el dinero.
277
La razón no basta; las cosas, la realidad no sólo se conocen, también se sienten. Hace falta pues un sentimiento racional o una razón sentimental.
276
El peor enemigo de los seres humanos, el más demoledor, el más implacable, el más duro de combatir, es el tiempo.
275
Paradójicamente, casi todo el mundo desconfía de quien habla claro.
274
Estamos tan acostumbrados a la retórica vacía de los políticos que los discursos claros y cristalinos no hay Dios que los entienda.
273
Dos mentirosos no se engañan jamás.
272
Es muy fácil ser valiente en determinados momentos y en determinadas circunstancias. Ahí es donde se lucen los cobardes.
271
Si no fuera por los españoles, España sería una tierra maravillosa.
270
La fe es la mejor anestesia contra los dolores de la existencia.
269
Dios es una posibilidad, pero en absoluto es una certeza. Por eso hubo que acudir a la fe.
268
Para el 99,9999999…% de la gente, la religión es pura y simple superstición.
267
La religión siempre ha sido utilizada (tal vez también inventada) por los poderosos para apaciguar las legítimas ansias de los desheredados por abandonar su miseria.
266
La ley es un invento de los poderosos para salvaguardar sus intereses.
265
Para la mariposa, la vela es un inmenso y terrorífico volcán.
264
Más difícil que remar contra-corriente es remar contra los tópicos.
263
Toda creación de un ser humano busca, por encima de cualquier otra intención, el encuentro con otro ser humano.
262
Los jardines los hacen hermosos los ojos que los miran.
261
El caracol cree que corre a una gran velocidad.
260
Pensar el mundo es crearlo de nuevo.
259
El auténtico valor de las personas se manifiesta mejor en las derrotas que en las victorias.
258
Hay gente que tiene tantas convicciones que no cree absolutamente en nada.
257
Cuando desaparezca el último hombre no habrá ninguna conciencia que lamente su pérdida. Ese será el supremo dolor: poner el punto final sin que haya ninguna posibilidad de que a nadie llegue su mensaje. Y ese día llegará. Todo llega.
256
¡Cuántos problemas y desgracias se habrían evitado si los seres humanos hubieran asumido desde siempre la afirmación anterior!
255
Nacer aquí o allá es algo accidental; lo que es esencial es ser en cualquier parte.
254
A mí no me provocan los jóvenes ningún malestar; tan sólo me producen envidia.
253
En España siempre se ha identificado al rival, al contradictor, al oponente con el enemigo; ahí está la clave de nuestra sangrienta historia.
252
Hay varias formas de acercarse a la verdad; la más común consiste en negarla.
251
El número de seguidores suele ser inversamente proporcional a la calidad y al talento y directamente proporcional a la vacuidad y a la estolidez.


250
No hay que estar muy orgullosos de tener seguidores: Los tienen hasta Milosevic, Hitler, Franco o David Bustamante.
249
La Iglesia ha sido quien más ha hecho por la postración histórica y social de la mujer.
248
Hasta ahora, la ciencia ha sido el instrumento más adecuado para conocer la realidad de las cosas. Cualquier otro es literatura o religión o superstición.
247
La realidad es tan compleja que a lo más que podemos aspirar es a acercarnos a la verdad de las cosas, pero nunca a alcanzarla por completo.
246
Uno de los grandes males de nuestgro tiempo es que los padres han delegado totalmente su obliagción de rducar a sus hijos en otras personas y en otras instituciones.
245
Hasta los más grandes genios son hijos de su tiempo. Eso sí, abren caminos que son invisibles para los demás mortales.
244
Una de las peores cosas de la soledad es que te enfrenta cara a cara con tus propios demonios y éstos siempre son implacables.
243
En la vida es mucho más fácil actguar de obeservador que comprometerse con las cosas.
242
La libertad de expresión no debe tener más que dos límites: la legislación vigente y la inteligencia, es decir, el instinto de supervivencia.
241
Todo el mundo defiende la libertad de expresión siempre que no sirva para cagarse en tu puta madre.
240
Tolerancia y dogmatismo son absolutamente incompatibles. No hay posibilidad de acuerdo; una conduce al diálogo; el otro, al fanatismo.
239
Los mejores aliados de los terroristas son lo que obstaculizan su posible rendición.
238
El mejor servicio que se puede ofrecer a las víctimas del terrorismo es procurar que no aumente su número.
237
Las ideas hay que trabajárselas concienzudamente. No puede uno levantarse por la mañana diciendo que defiende tal o cual verdad. Eso tiene que ser el producto de reflexiones serias y meticulosas y de compromisos ineludibles ante la vida. Lo que no responde a eso se convierte en simple charla de taberna.
236
El ejercicio de la tolerancia exige un exfuerzo intelectual tan extenuante, que hay muchas personas que no pueden ni planteárselo siquiera.
235
Un tópico más es suponer que El Quijote es una novela aburrida cuando se trata de una de las obras más divertidas de la literatura universal.
234
A los amantes del pragmatismo les parecen fruslerías los temas de legitimación. Pero para poder hacer algo hay que tener derecho a hacerlo. No puede valer todo.
233
No hay una lógica, hay muchas; por eso nos cuesta tanto entendernos.
232
Si quieres parecer importante, muéstrate lo más imbécil que puedas.
231
No es posible demostrar la existencia de Dios, pero tampoco lo es demostrar su inexistencia.
230
La sabiduría, que debe ser el objetivo de todos los seres humanos, tiene una parte negativa: conduce al desencanto.
229
La ignorancia propicia la superstición y ésta lleva a creer cualquier cosa, a adherirse a cualquier doctrina, a defender lo indefendible.
228
Lo que más abunda en el universo es el vacío, la noche perpétua del espacio intergaláctico. Los planetas, estrellas y demás, al lado de aquél, son prácticamente nada.
227
Desgraciadamente hay muchas personas para las que las únicas victorias son las derrotas de los demás.
226
La soledad, si es querida y deseada, es la mejor de las compañías.
225
El reino de la vulgaridad es el más grande de todos los reinos.
224
Mientras siga habiendo gigantes que nos amenacen, hará falta un Don Quijote para protegernos.
223
El único lugar donde es posible la libertad absoluta es el pensamiento. Permitir que alguien lo controle es un acto de rendición lamentable.
222
Cuando uno entrega su criterio a otra persona o a una institución termina convirtiéndose en un monigote.
221
Tener la razón no equivale a tener la capacidad para imponerla a los demás: tu razón puede que no le sirva a nadie más que a ti.
220
El día que se acaben los absolutos, podremos empezar a plantearnos una convivencia pacífica y auténtica. Eso será solo el comienzo; harán falta más cosas.
219
La libertad de expresión no puede convertirse en un absoluto: La convivencia exige el abandono de ese tipo de ideas totalitarias.
218
Todos los nacionalismo son nefastos; también el nuestro.
217
El amor, aparte de un sentimiento, es una cosa empalagosa cuando dos pollos se encargan de restregártelo por las narices.
216
Lop propio del hombre es hacerse preguntas; las respuestas no dependen solo de él. Es más, apenas hay respuestas para el hombre.
215
Todos somos hijos de nuestro tiempo, de nuestras circunstancias, aunque nos creamos por encima de aquél y de éstas.
214
Los intereses del capitalismo solo coinciden con los de un 15% de los habitantes del planeta. Eso no tiene buena pinta.
213
Lo que es la política: hoy hay media España cabreada porque ETA ha dejado las armas.
212
Pobres que son conservadores; mujeres que son machistas; solo falta algún rico dispuesto a repartir.
211
Hay que ver lo que nos alarman los rateros de poca monta; los bancos, por ejemplo, nos están robando todos los días y nos quedamos tan tranquilos.
210
El saber no debe ser un lujo, sino un instgrumento para cambiar la realidad.
209
Desde el principio de los tiermpos, la humanidad ha ido haciendo sinónimos los verbos TENER y SER. Hoy ya están perfectamente confundidos: quien no tiene, no es.
208
No hay que asustarse de que las cosas cambien. Esa es la naturaleza de las sustancias de nuestro mundo.
207
Leer es agrandar nuestgro pequeño universo.
206
Hay compañías que nos hacen añorar la soledad.
205
Uno de los valores má sinteresantes de la soledad es que nos hace ver lo importante que es la compañía.
204
La mayoría de la gente le teme más a la Guardia Civil de tráfico que a los accidentes. En el fondo, se valora más el dinero que la vida.
203
El valor es inversamente proporcional al egoísmo.
202
En el fondo, la cosa es bastante simple: todo, los seres vivos y las cosas, no son más que la reunión de partículas elementales y de las relaciones e interacciones que entre ellas se establecen.
201
La Iglesia Católica impidió el progreso científico durante siglos, hasta que llegó un momento (siglo XVIII) en que éste se convirtió en una bola incontenible y explotó de una forma descontrolada. De no ser por aquella obcecación, tal vez la religión y la ciencia hubieran tenido una convivencia más pacífica.


200
Las ciudades cosmopolitas son abiertas y tolerantes; las ciudades aisladas, enriscadas, son levíticas e intransigentes.
199
El pensamiento único es propio de quien no tiene más que un solo pensamiento, una sola idea.
198
El único pensamiento válido es el pensamiento crítico. Las palabras hay que medirlas, el pensamiento no.
197
El terreno donde alguna vez creció el amor es el más propicio para que germine el odio.
196
Hay que tener mucho cuidado con forjar mártires, porque se impulsan sobre el resorte de su propia sangre y terminan convirtiéndose en mitos y ya sabemos que estos terminan generando tópicos y prejuicios, los dos grandes enemigos del pensamiento crítico.
195
194
Sólo la capacidad crítica, la puesta en cuestión de lo que hay, hace que la humanidad avance.
193

Los partidos políticos ya no son depósitos ideológicos, sino oficinas de promoción personal y de empleo de adeptos.

192
No se puede construir nada positivo ni razonable desde el rencor.
191
La inmensa mayoría de las personas hablamos por encima de nuestras posibilidades.
190

Casi todos los días te ofrecen una ocasión para avengorzarte de pertenecer al género humano.

189

Lo que no se conoce, o bien se odia o bien se mitifica.

188

Ignorar la religión es un error; imponerla, una locura.

187
Dios debe tener otras cosas mucho más importantes que hacer que pensar en nuestro futuro.
186
Qué absurdos se ven nuestros ridículos problemas cuando se observan desde la distancia. El problema es que distanciarse no es fácil; para la mayoría de la gente, es imposible.
185
Refugiados en nuestra vida cotidiana, en nuestras disputas, alegrías y miserias, no solemos darnos cuenta de que somos una pieza más en la escala evolutiva y que nuestro mundo común no es más que una gota de agua en el océano del universo
184
Lo peor de los lunes es que empiezan el domingo por la tarde.
183
Aceptar que los otros tengan razón es lo más difícil, casi imposible. Lo fácil es intentar imponer los propios criterios.
182
Pensar con los demás es aceptar que los otros también pueden tener razón.
181
Aceptar el punto de vista del otro es empezar a construir otro mundo, otra convivencia.
180
La convivencia permanente con tópicos genera un prejuicio detrás de otro.
179
La mente lastrada por prejuicios no produce nada más que tópicos.
178
Si la llevas, ¿para qué quieres que te den la razón?
177
Sólo los débiles necesitan usar razones; a los poderosos les sobra con su fuerza.
176
Cuando se tiene el poder se puede prescindir tranquilamente del sentido común.
175
Lo de la Iglesia y el preservativo no es cuestión de fe, ni de pecado, ni de moral, ni de doctrina; es cosa de sentido común y éste nunca le ha sobrado a esta Institución. En realidad, nunca le ha hecho falta: desde que se alió con el Imperio Romano, nunca ha abandonado el poder.
174
Lo honrado es intentar conocer todos los datos, aunque no nos gusten o no sean los que esperábamos.
173
La mayoría de la gente opina por simpatía, prejuicios, atendiendo a tópicos…, pero desprecia lo esencial: los datos. Estos se deprecian, tal vez, porque si se conocieran no habría manera de mantener la opinión que se desea mantener.
172
“Yo soy muy andaluz, muy andalucista; que se vayan los catalanes si quieren; no nos hacen falta”. Oído varias veces en tiempos del estatut. Es curioso comprobar cómo los nacionalistas son los peores enemigos de los (demás) nacionalistas.
171
Los animales también tienen dignidad, es decir, tienen un valor en sí mismos. El antropocentrismo es repugnante.
170
La diferencia entre el comunismo y el capitalismo es que aquél demostró su inviabilidad de golpe y éste lo está haciendo poco a poco. Ambos suponen un fracaso del hombre. Uno amordaza la libertad, el otro es incapaz de crear justicia social.
169
Lo mejor de las conversaciones del bar son la cerveza…y la tapita.
168
El progreso, como todos los dioses, exige sacrificios, anula nuestra libertad y se convierte en un tirano.
167
El agujero de la capa de ozono es la herida por la que se desangra lentamente la humanidad.
166
El progreso, cuando es explotación sin escrúpulos, se convierte en regreso.
165
La ciencia no puede explicarlo todo. ¿Qué hacer con la risa, el amor, la música, el arte o el sufrimiento?
164
La razón no basta: calcular, medir, analizar, racionalizar es básico; la voluntad, la fantasía, el sentimiento, las emociones y las pasiones son imprescindibles para seguir viviendo.
163
Todavía hay quien niega la teoría evolucionista. Deben ser individuos que aún no han superado la fase de los grandes primates.
162
Si el progreso moral hubiera ido parejo al progreso científico y tecnológico, no estaríamos al borde del colapso ecológico como el que nos amenaza en la actualidad.
161
La tendencia a la racionalidad siempre ha encontrado inconvenientes (oposición feroz) en la tradición.
160
Los nacionalismos son el gran problema, pero cuando uno reclama la exclusiva lealtad al género humano, al universalismo, se ríen de uno; luego son un problema que no tiene solución a corto y medio plazo.
159
Encarar las cosas con prejuicios es lo mismo que no tener voluntad de conocerlas de verdad.
158
Los prejuicios son losas que aplastan nuestra libertad.
157
El mundo de lo inconsciente pesa mucho más en nuestras vidas que el mundo controlado de la conciencia.
156
Es terrible darse cuenta de que, en el fondo, somos esclavos de nuestros instintos, como cualquier otro animal.
155
La mayoría del personal razona de una manera primaria: o blanco o negro; sin matices; con tópicos y prejuicios en lugar de razones. Lo mejor, ante ellos, es el silencio. Quienes valoran las palabras no pueden ensuciarlas en semejantes algarabías.
154
A cierta edad ya no caben componendas; hay que ir a muerte con los fantasmas, con los necios, con los inútiles, con los que les bosa la mala leche por todos los bordes…
153
Todos estamos habitados por otros “nosotros” que no siempre llevan nuestro mismo paso.
152
A mí hay dos palabras que me aterran: SIEMPRE y NUNCA.
151
No sé cómo hay gente que se extraña de que en Dios haya tres personas distintas, cuando cualquiera de nosotros incorpora incluso algunas más; a veces, hasta incompatibles.


150
Es descorazonador comprobar la falta de caridad que tienen los que más presumen de ejercerla.
149
Seguramente el mejor mecanismo de defensa consiste en olvidar las cosas importantes y quedarnos sólo con lo insignificante.
148
Cuando hay que adornar en exceso el exterior es que tememos que dentro tengamos muy poco que ofrecer.
147
La felicidad existe; está en la lucha que entablamos por alcanzarla.
146
Si fuera por los conservadores, aún estaríamos en las cavernas. Si fuera por los progresistas, no hubiéramos atesorado nada.
145
La televisión es maravillosa: impide pensar, lo cual es algo que le viene estupendamente a la mayoría de la gente, porque pensar es algo que suele molestar muchísimo al personal.
144
Ni las vacas locas, ni la gripe aviaria, alcanzarán nunca a sumar las víctimas que ocasiona el tráfico; y, sin embargo, este tema no crea ninguna alarma social; está perfectamente metabolizado. Es increíble.
143
La estadística, el estudio de la probabilidad de los sucesos es terrible por ser inexorable: hoy, cualquier experto está en condiciones de calcular, casi con exactitud, el número de víctimas de cualquier catástrofe (accidentes de tráfico, por ejemplo).
142
La verdad radical no existe. Preguntad a los científicos. Sólo existen las verdades estadísticas, es decir, algo que tiene una posibilidad de ocurrir del 90% es más verdadero que algo que sólo tiene un 20%.
141
Es una constante a lo largo de la historia: las criaturas han pasado continuamente de perseguidos a perseguidores en cuanto se dan las circunstancias para pasar de una situación a otra.
140
Justo cuando nos creemos fenómenos es cuando perdemos todo nuestro encanto.
139
Aprender, aprender, sólo se aprende lo que interesa. Algunos, ni siquiera eso.
138
Es lamentable comprobar cómo la mayoría de los periodistas confunden las preguntas inteligentes con las preguntas impertinentes. Son insufribles.
137
A mí me parece coherente que sean conservadores los que tienen algo que conservar. Es lógico; no vamos a pretender que lo repartan. Pero me parece dramático que lo sean los que nunca han tenido nada, aquéllos a los que la vida apenas les ha dado algo más que la propia existencia.
136
¿De dónde procede esa aberrante postura de mucha gente de culpabilizar a las víctimas? ¿No tienen bastante con su derrota? ¿Hay que cargarlas también con la responsabilidad?
135
Da la impresión de que los hombres han construido solos la historia; ello es así porque sistemáticamente se han silenciado las obras de las mujeres.
134
Lo que siembra más dudas, lo que crea más desasosiego en el alma de las criaturas es el silencio de Dios.
133
Los seres humanos estamos obligados a sacar de dentro todo lo que llevamos. No hacerlo es lo mismo que condenarnos a no vivir nuestra propia vida.
132
Los que hacen avanzar el mundo y sus cosas son los que no respetan la ortodoxia, los que rompen con las reglas establecidas.
131
Lo más extraordinario del Quijote es la inmensa cantidad de interpretaciones que suscita. En eso radica la grandeza de las obras sublimes: dicen multitud de cosas; sugieren muchas otras; algunas de ellas, incluso, contradictorias.
130
La familia, los amigos, son los clavos ardiendo a los que nos agarramos en cada naufragio.
129
Las miradas de los hombres y de las mujeres configuran el mundo. Sin hombres y sin mujeres no hay mundo.
128
La dignidad que conceden los humanos a los animales está en proporción inversa a su valor como alimento.
127
Sólo los imbéciles se creen importantes.
126
A mí al Papa (cualquiera de ellos) me cuesta menos relacionarlo con Pilatos, Caifás o Herodes que con el nazareno. De igual modo, me cuesta ver en los obispos a los sencillos y humildes apóstoles.
125
La cuestión de la relación de las criaturas con la trascendencia (la religión) no es un tema baladí, sino sumamente delicado: no puede despacharse con un simple “creo y basta”, ni con un “son tonterías de beatas”.
124
Las cosas no sólo son lo que son, sino sobre todo y fundamentalmente, lo que tú le añades.
123
En lo que vemos, lo más importante es nuestra propia mirada. Por eso es tan difícil (¿imposible?) el acuerdo.
122
Es imposible que dos personas vean la misma cosa: cada uno estructura la realidad con su mirada.
121

Pese a todo, sigue habiendo mucha gente que merece la pena.

120
Si Dios está en el Sol que da vida, ¿también está en la bomba que mata? Si está en la voluntad que crea esperanza, ¿también está en la que genera odio?
119
¿Los presos también pueden salir a la calle para fumar?
118
Algunas personas realizan entre la gente un papel higiénico: alegran la vida, curan el alma.
117
El odio tiene un efecto perverso: se vuelve contra el que lo utiliza y lo termina envenenando.
116
La mentira es imprescindible: todos nos mentimos y mentimos a los demás. Sin mentira es imposible la vida personal y social.
115
Desde siempre y hasta el final, los seres humanos han tapado y taparán con dulces mentiras las amargas verdades.
114
¿En dónde ha dejado la izquierda la utopía? El prosaico pragmatismo acaba con todos los ideales.
113
La naturaleza es espantosamente cruel: se rige por la despiadada ley de la depredación y ningún ser vivo puede escapar a ella.
112
Defiende la utopía, aunque la mayor parte de la gente se ría de ti; sin los sueños, se torna imposible la vida auténticamente humana.
111
¡Qué difícil es aceptar que los otros vivan de forma diferente a la nuestra!: que piensen, coman, jueguen, se enamoren, trabajen, luchen, disfruten, odien, se apenen…de otra manera. Quien lo consigue ha alcanzado la tolerancia, que es el mayor homenaje a la libertad.
110
La verdad no puede alcanzarse nunca; sólo puede perseguirse y es nuestra obligación no dejar de hacerlo nunca.
109
Una de las peores cosas de los mediocres es que no son capaces de darse cuenta de su propia incompetencia. Y suelen tener una mala leche…
108
Ser conservador es antinatural: lo normal, en la vida y en las personas, es el cambio.
107
La clave está en pensar solos, pero eso es casi imposible: tenemos demasiado lastre acumulado en las cabezas.
106
El mundo existe sólo si hay un ser humano que lo contempla. El mundo no es nada sin la mirada del hombre.
105
Tal vez la pregunta fundamental sea: ¿Dios o el hombre? Seguramente, en este tinglado sobra uno de los dos.
104
Hasta a Dios le debe ofender la manera tan pueril con que se le disculpa.
103
La verdad es que Dios lo tiene muy fácil: se le hace responsable de todo lo bueno de este mundo y se le exonera de lo malo.
102
Es evidente que Dios no se preocupa por la felicidad de sus criaturas; debe estar ocupado en otras cosas más importantes.
101
La gran asignatura pendiente de los seres humanos es reconciliarse con la muerte.


100
El problema del mal hace que la única posibilidad de redención esté en el otro mundo.
99
En todo caso, pase lo que pase y pese a todo, hay que estar siempre enfrente del poder, de cualquier poder.
98
Las ideologías son buenas compañeras si nos dejan espacio para la opción personal.
97
El presente no es más que el futuro de ayer (del pasado).
96
Con excesiva frecuencia, los planes no sirven más que para comprobar que no hay manera de cumplirlos.
95
El siglo XX ha supuesto el final de las explicaciones y totalizadoras de la realidad. Ésta se ha descubierto tan compleja que resulta imposible aprehenderla en un sistema.
94
El hombre es un ser social por necesidad. Si fuera autosuficiente y tuviera la ocasión de elegir, optaría por la soledad.
93
La poesía es la síntesis esencial. No cabe una aspiración a decir más con menos.
92
Enseñar conciste en sacar lo mejor de cada uno, no en imponer nuestras verdades.
91
El problema de la educación es tan hondo que no se remedia con cambios de leyes. La solución empezará a vislumbrarse el día en que los padres recuperen el respeto hacia los profesores.
90
El Papa y su Corte no tienen nada que ver con Jesús y los apóstoles. Es incríble que los cristianos aún no se hayan dado cuenta de eso. Es algo que resulta absolutamente incomprensible.
89
La obligatoridad de la enseñanza puso en escena a una gran cantidad de padres que no tenían ninguna confianza en la educación y una enorme cantidad de alumnos desmotivados. Esto ha ido a pero a medida que se aumentaba la edad de la enseñanza obligatoria. Lo que era una indudable conquista social, devino en un distanciamiento hacia la labor del profesorado por parte de una gran cantidad de gente que la veía (y la ve) absolutamente inútil.
88
¿Cómo se mide el prestigio de las diferentes profesiones y, por ende, de sus profesionales? ¿Cómo unos lo tienen sin esfuerzo y otros, por más que lo peleen, están condenados al desprestigio social y a la consideración más ínfima?
87
Lo peor de prescindir de Dios es tener que aceptar la insoportable idea de que van al mismo sitio la víctima y el verdugo.
86
Escuchar a la derecha gritar “Viva la Cosntitución” es algo que reconforta; ¡con el trabajo que les costó aceptarla!
85
A veces, muy pocas veces, el cariño se conserva mejor en la distancia.
84
Ni siquiera el Sol se libra de su dependencia orbital. Ni aun el universo entero puede cambiar el curso de las cosas. Todo depende de todo y nada puede salirse del diabólico mecanismo cósmico.
83
Incluso los utópicos han perdido la esperanza de mejorar el mundo.
82
La cruz de Jesús es una llamada a renunciar a una vida marcada por el egoísmo, un llamamiento a una vida sencilla a favor de los otros. Justo lo que hacen no más de un diez por ciento de los cristianos.
81
Tal vez el mayor atractivo de cualquier viaje esté en el placer del regreso; por eso a los humanos nos horroriza tanto la muerte, porque es un viaje sin regreso.
80
El azar existe y suele ser un hijo de puta.
79
Los peores represores de nuestra libertad de pensar por nuestra cuenta, de forma autónoma, los tenemos en nuestra propia cabeza.
78
Ojo con las palabras; se gastan. Hay que usarlas con mucho tiento.
77
Hay sujetos que no tienen solución: ni encuentran el rumbo ni dejan que nadie les indique el camino.
76
La felicidad se encuentra en los cuatro ratos en los que nos abandona el dolor.
75
El origen de todas las frustraciones está en que nadie consigue ser como se sueña.
74
La venganza es sabrosa, pero tiene una difícil digestión.
73
Si yo soy el problema, no hay problema.
72
De nada nos valen la sabiduría y la ciencia, si no sirven para hacernos un poco mejores.
71
Las convicciones son las celdas donde se consume la libertad personal (la capacidad de pensar la realidad de una manera autónoma).
70
A mí me obsesiona la intolerancia…porque es la raíz de todo lo que malea la vida social: el desprecio, la marginación, la discriminación, el maltrato, la violencia, el terrorismo, las guerras, el exterminio, los holocaustos…y no son palabras, son cosas terribles.
69
España siempre ha sido más rica en soñadores que en pensadores; incluso, descaradamente, aquéllos han sustituido a estos en muchas ocasiones.
68
La tolerancia nace de la independencia de juicio, de no tener que rendir cuentas ni pleitesía a nadie: ni vivo ni muerto.
67
La verdadera libertad está dentro de nosotros: consiste en estar por encima de dogmas y convicciones estériles y esterilizantes.
66
Este es el paradigma de la tolerancia: “detesto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”.
65
Todos tenemos una filosofía de vida; la mayoría no sabe que la tiene. A través de ella interpretamos y valoramos la realidad y gestionamos nuestra actuación en la misma.
64
Entender las cosas consiste en conocer quién tiene el poder en cada caso.
63
Tal vez yo no tenga ninguna razón. No estaría mal; en ese caso, ya estaría seguro de algo.
62
Hay que seguir dudando de todo: yo dudo también de estos aforismos. Son píldoras que brotan de la duda.
61
Para ser tolerantes hay que huir de las grandes palabras. Éstas invitan al dogmatismo, a la ortodoxia, a la esclavitud moral e intelectual.
60
La Verdad (con mayúsculas) siempre se ha usado para domesticar a las criaturas. Sólo sirve para eso.
59
No te fíes nunca de la verdad; duda de todo. Sobre todo de la Verdad con mayúsculas: siempre es mentira.
58
El problema es que aún hay mucha gente que sigue buscando a Dios en el cielo. Miran tan alto que no pueden verlo donde en realidad se refleja: en la mirada de los otros.
57
Por eso, los torpes son intolerantes; los intolerantes son torpes.
56
La tolerancia es, sin duda, el ejercicio intelectual más complicado: aceptar opiniones distintas, incluso contrarias a la tuya, es algo que roza el heroísmo. Hacen falta muchos cojones para hacer eso. Y mucha inteligencia.
55
Los hombres y las mujeres nunca se han entendido; cuando se han juntado, siempre han tenido otras cosas más importantes que hacer que ponerse de acuerdo.
54
Los ídolos son muy peligrosos: terminan secuestrando nuestra personalidad.
53
Es sangrante la imagen de la Iglesia manifestándose por la libertad.
52
Los librepensadores, los ilustrados, siempre ha sufrido persecución, siempre han estado en minoría, siempre han penado con la muerte.
51
El hombre está condenado a luchar, aun a sabiendas de que su lucha es un esfuerzo inútil, absolutamente infructuoso. Esa es la grandeza de esta pelea de la vida: que no tiene objetivo, que no vislumbra una meta ni está dirigida hacia ningún final y, sin embargo, siempre está viva y en permanente combate. La clave está en la lucha. Lo importante es el camino, lo único importante. La meta es la nada. Nada.


50
Los dioses no son más que abstracciones de las virtudes.
49
De la especie humana se cantan a menudo sus flaquezas, mas también tiene virtudes; la primera es que nunca se ha detenido ante nada: catástrofes, guerras, holocaustos, dolor, muerte, miseria, esclavitud, abandono, desamparo, estupidez… nada han podido ante su empuje, imposible de contener.
48
La poesía es una de las escasas maneras que tenemos los seres humanos de elevarnos sobre el suelo, sobre nuestra miserable condición animal; de saltar sobre nuestra propia finitud. De trascender.
47
Lo único que nos distingue de los animales es que tenemos la posibilidad de saber por qué hacemos las cosas.
46
Está claro que Dios agotó la mayor parte de su poder en la semana de la Creación. Desde entonces no ha vuelto a ser omnipotente. Quedó exhausto.
45
La ley de Murphy es más inexorable que la ley de la gravitación universal.
44
La explicación de la realidad hay que buscarla en ella misma; no es lícito intelectualmente buscar apoyo en causas externas o trascendentes. Dios tiene que ser una opción para personas que necesiten consuelo, pero no una fórmula para explicar el mundo.
43
Las naciones no son un regalo de Dios, sino una construcción de los hombres.
42
Pasamos la mayor parte de nuestras vidas posando; tan sólo somos auténticos durante cuatro ratos. Algunos, nunca.
41
Las naciones son proyectos abiertos, nunca están terminados, siempre están por hacer. No pueden responder a algo esencial, sino a la voluntad de vivir juntos de sus miembros.
40
Es curioso: el que alguien robe un banco crea alarma social, mientras que el hecho de que los bancos nos roben diariamente lo asumimos con absoluta normalidad.
39
Cuando la religión sale de su ámbito (la conciencia) ocasiona inmensos e incontrolables problemas.
38
Las sociedades avanzan cuando no toman la tradición como algo revelado que hay que repetir continuamente, sino como propuestas que hay que discutir, defender y justificar.
37
Hay personas tan valientes que, pese a su nula preparación y a su mínima competencia, se enfrentan a tareas que les sobrepasan ampliamente, con una total inconsciencia.
36
Cuando no se puede ni se debe recurrir a la revelación divina ni a la tradición hay que echar mano de la persuasión y de los argumentos. Eso es la democracia.
35
Es imponsible comprender con una sola inteligencia cómo puede caber tanta estupidez en una sola persona.
34
No hay nadie que no corra cuando suena el teléfono. ¿Qué estamos esperando siempre?
33
Nos pasamos media vida buscando las gafas…y sin gafas, que es lo peor.
32
La libertad nunca es un estado; siempre es un proyecto.
31
El silencio no deseado puede ser tan desagradable como el ruido más estgridente.
30
Solo hay una cosa que no tiene contrapartida: el cariño, el afecto, el amor: pueden darse, pero no pueden pedirse, ni mucho menos exigirse.
29
La verdad no puede imponerse en ningún caso. Si precisa imponerse o que se la imponga es que no es verdad.
28
El miedo es el verdadero motor de la historia.
27
El “Coco”, “el Hombre del saco” eran la vacuna que nos ponían nuestgros padres para afrontar en condiciones la vida que nos esperaba.
26
Es una paradoja monstrujosa que las religiones nunca hayam servido para unir a los hombres, ni siquiera para aproximarlos.
25
La mayor tragedia del hombre es ser capaz de pensar la eternidad y poderla vivir solo un momento
24
Los dioses son hijos de nuestra precariedad.
23
Vivir es elegir continuamente; nuestra vida es el producto de lo que elegimos y de lo que rechazamos.
22
La mayoría de la gente se orienta en la ida por medio de supersticiones; ¡y luego les pedimos sentido común!
21
Si alguien cree que ha encontrado la verdad, se engaña. La verdad está en estado de fuga permanente.
20
Los que desprecian las ideologías tienen la más despreciable de ellas: la que no acepta que existan las demás.
19
La soledad es la mejor compañía de los sabios.
18
Las banderas son trapos que tienen una enorme facilidad para mancharse de sangre.
17
La peor de todas las excusas es el olvido.
16
Los teólogos han puesto a Dios tan lejos del hombre que le resulta imposible acercarse hasta nosotros. Ni siquiera le vale su omnipotencia; ni siquiera nos sirven las oraciones.
15
Para conseguir lo posible hay que aspirar a lo imposible.
14
Toda ley, incluida la más justa de ellas, lleva dentro de sí, en los más profundo de su esencia, el derecho del más fuerte.
13
Siempre hay que preferir la locura del sabio a la sensatez del necio.
12
Los índices de audiencia son la cárcel donde se pudre la creatividad.
11
Cuando sólo se actúa para conseguir objetivos materiales, las personas terminan convirtiéndose en cosas.
10
El lenguaje es lo que más dificulta la comunicación.
9
Lo malo de las palabras es que pueden significar cualquier cosa.
8
Los políticos son personas que no sirven absolutamente para nada; por eso tienen que dedicarse a la política
7
La única sabiduría consiste en dudar absolutamente de todo.
6
La verdad es compañera inseparable de la duda. A los dogmáticos no les importa en absoluto la verdad.
5
Los políticos son los más inútiles de los hombres. Si fueran útiles se dedicarían a cualquier otra cosa.
4
Las pequeñas palabras, las del uso diario, las que mueven nuestros hilos, las que nos hacen obrar, sentir y pensar son las únicas palabras importantes.
3
Las grandes palabras, son grandes porque están hinchadas de humo y de aire. En el fondo no tienen nada, están vacías.
2
El amor, curiosamente, es lo más cercano al odio.
1
La verdad es lo que corre más riesgo de ser mentira.