Fue una noche mágica y repleta de buenas vibraciones, de buen hacer, de categoría suprema. Ana Cristina, Rafa, Nico y las responsables de la coreografía llenaron el escenario de talento, de conexión con el público, de buena sintonía entre ellos. Y todo esto en el marco incomparable del Palacio de santo Domingo de Ronda. Un doble lujo del que más de 400 espectadores pudieron disfrutar. Y tuve el honor de cantar con ellos ese maravillosos “Romance de Curro El Palmo”
 En cuanto disponga del material subiré aquí alguna canción o todo el concierto si es posible.