aymironda02

Ay, mi Ronda, prisionera
en su encumbrada atalaya,
encerrada en su muralla
desdentada y altanera!

Con su horizonte escarpado,
que la guarda y la engalana
y la luz de la mañana
extasiándose a su lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *